Tener presencia en Internet va mucho más allá de tener una página web. De poco sirve tener una buena web si nadie la visita; sería como poner una valla publicitaria enorme en medio del desierto…

 

La tendencia ROPO

El proceso de compra de un cliente potencial, especialmente cuando se necesita la contratación de servicios, es prácticamente idéntico en el mundo real y en el digital. Ambos mundos están unidos. De hecho, cuando un cliente comienza un proceso de compra y se dispone a valorar las distintas opciones del mercado, consulta siempre primero las diferentes opciones en Internet antes de llamar o presentarse físicamente en el negocio.

Esta tendencia se denomina ROPO por sus siglas en inglés de Research Online Purchase Offline (Búsqueda Online y Compra Offline), o lo que es lo mismo, investigar primero las diferentes opciones por Internet y después comprar el producto o servicio de forma presencial en la tienda física. Este concepto se acuñó para definir la acción que cada vez más usuarios llevan a cabo al recurrir a la ingente cantidad de información disponible en Internet; sumando al tiempo que se ahorra llamando o visitando los negocio de forma presencial.

 

Por este motivo, tener presencia online hoy en día para un negocio local, puede ser la diferencia entre tener éxito o fracasar. Es una forma sencilla de tener muchas más posibilidades de estar en consideración por clientes potenciales. La piedra angular de todo esto es contar con una web profesional, que refleje correctamente todos los servicios que un negocio puede ofrecer a sus clientes, describiendo con exactitud los servicios que prestar, condiciones y detalles; además de contar con una buena visibilidad en Internet, para que los futuros clientes puedan encontrarte rápìdamente en su proceso de búsqueda y comparación de opciones.

 

Ahora toca tener una buena visibilidad

Como hemos adelantado en el primer párrafo de este post, de nada sirve tener una web perfecta si no tenemos visibilidad en Google (navegador usado en España por el 97% de los internautas). Es esencial que los potenciales clientes encuentren lo que están buscando en el menor tiempo posible y que, por supuesto, una de sus opciones sea tu empresa.

Contar con una web atractiva, moderna, responsiva (adaptada a móviles), etc. es imprescindible, pero también lo es (más incluso si cabe) contar con una ficha completa y actualizada en Google Mi Negocio (Google My Business) y con una página web posicionada entre las primeras de Google para las búsquedas más realizadas dentro de tu nicho de mercado.

Está demostrado que los negocios que ofrecen servicios, sea cual sea el tipo (clínicas, veterinarios, peluquería, estética, abogados, reformas, decoración, etc.)  que estén en las primeras posiciones cuando se hace una búsqueda en Google, se llevarán hasta el 90% de los clics.

 

Para lograr tener una visibilidad excelente existen varios caminos:

  • Contar un buen Posicionamiento SEO (Search Engine Optimization), es decir, aparecer en las primeras posiciones de Google para los resultados de las búsquedas más comunes realizadas por tus clientes potenciales. Esta labor se debe confiar siempre en una agencia SEO profesional, ya que un trabajo mal hecho en SEO puede repercutir de forma negativa sobre la web y conseguir el efecto contrario al deseado. Google penaliza con bastante frecuencia a las páginas web que no realizan un buen trabajo en SEO y una penalización puede suponer desaparecer de las búsquedas. Un problema gravísimo y casi imposible de solucionar.
  • Contar una un ficha de Google My Business (Mi Negocio) bien configurada y actualizada. Hoy en día esto es fundamental tanto para el propio SEO de la web como para la localización por parte de clientes potenciales de negocios locales.
  • Contar con un blog de trabajos realizados, opiniones, proyectos futuros, etc. El público siempre busca, compara, escucha,… antes de decidirse, por lo que un blog es un recurso perfecto para proporcionar este material a los clientes potenciales.
  • Realizar campañas publicitarias en Google o RRSS (CPC), es decir, contratar un anuncio en los resultados de búsqueda de Google o en el muro de Facebook, por ejemplo. Estos son anuncios de texto (en Facebook es parecido a una publicación normal pero con una llamada a la acción o botón de compra), que están configurados para “saltar” con las keywords relevantes para un negocio y su categoría, así como las intenciones de búsqueda de tus usuarios.
  • Tener presencia en redes sociales. Las redes sociales permiten dar a conocer un negocio local con un gasto mínimo. Solo hay que saber en qué red social trabajar, conocer los detalles de publicación de la red y contar con un calendario de publicaciones.