Desde el 1 de mayo de 2021, Google empezará a aplicar nuevos recargos por los anuncios servidos en Francia y España. Es la llamada Tasa Google que el gobierno ha impuesto al gigante norteamericano y que como se esperaba, repercutirá directamente en los clientes finales. Es decir, podemos afirmar con rotundidad que el gobierno lo ha vuelto a hacer; en plena crisis económica, el gobierno grava la publicidad en buscadores con un impuesto del 2% para los anunciantes. No para Google. Para nosotros.

 

A partir del 1 de mayo (en menos de dos meses), Google empezará a incluir un recargo en las facturas o extractos de los anunciantes, por los anuncios servidos en España y en Francia. Este recargo será exactamente de un 2%, correspondiente a los costes operativos regulatorios que se aplican en el país. Es decir, correspondiente al impuesto que hace unos meses aprobó el gobierno del PSOE-Podemos a Google (Tasa Google).
Según Google “Estos costes operativos regulatorios se van a añadir para cubrir parte de los costes asociados al cumplimiento de la legislación que regula el Impuesto sobre Servicios Digitales en Francia y España. Puedes consultar una descripción más detallada de los recargos“.
Los cambios más importantes que pueden afectar a los anunciantes en Google son:
  • Estos recargos se incluirán en tu factura o extracto como un concepto independiente por país. También aparecerán en la sección “Transacciones” de tu cuenta de Google Ads. Se te cobrará por los anuncios que se sirvan en los países mencionados anteriormente.
  • Los impuestos que se apliquen en tu país, como el impuesto sobre las ventas, el IVA, el IBS (impuesto sobre bienes y servicios) o el QST (impuesto sobre las ventas de Quebec), se sumarán también a los nuevos recargos.
  • Si pagas mediante facturación mensual o tienes activada la opción de pagos automáticos, los nuevos recargos se añadirán al presupuesto de tu cuenta. Por ejemplo, si tienes un presupuesto de 100 € y acumulas 2 € de costes operativos regulatorios por los anuncios servidos en Francia, se te facturará un total de 102 €. Además, a ese importe se sumará cualquier impuesto que se aplique en tu país, como el impuesto sobre las ventas, el IVA, el IBS o el QST.
    Más información sobre cómo ajustar el presupuesto de tu cuenta.
  • Si haces pagos manuales, es posible que se te cobren estos recargos una vez que el importe del pago se haya agotado. Esta situación dejaría saldo pendiente, que se deducirá automáticamente de tu próximo prepago. Por ejemplo, si acumulas 2 € de costes operativos regulatorios por los anuncios servidos en Francia y haces un nuevo pago de 100 €, tendrás un saldo disponible de 98 € para mostrar anuncios (100 €-2 €).

Más información sobre los recargos específicos por país