• 615 33 69 60
  • info@rubensantaella.es
Recomendaciones
¿Cuánto cuesta posicionarse en Google?

¿Cuánto cuesta posicionarse en Google?

Esta es posiblemente una de las preguntas más comunes de las nuevas empresas que empiezan a decidirse por una estrategia de SEO para su web, pero también es una de las preguntas más difíciles de responder. Entre otras cosas porque el SEO no es una ciencia exacta. Realizar las mismas acciones sobre dos webs idénticas, no garantiza los mismo resultados. A ver, es lógico que si hacemos bien las cosas, tarde o temprano (incluso me atrevería decir que más bien pronto), llegan los resultados; pero no siempre llegan en el momento que uno espera.

Pero aparte del tiempo que nos llevará posicionar una web en Google, tenemos otro factor. La tasa mensual que cada agencia de marketing cobra por poner en marcha una estrategia de SEO. Esta tasa puede ir de los 50 a los 5000 euros tranquilamente, y claro, este margen desconcierta a todos los profanos. En este post, trataré de explicar, de la forma más clara posible, los motivos por los que las cuotas de SEO de las agencias de marketing digital tienen estos márgenes tan amplios de unas a otras.

¿Por qué se pueden encontrar precios de posicionamiento tan distintos para un mismo proyecto?

Yo diría que esta discrepancia de precios tan desorbitada se debe prácticamente a dos factores. El primero de ellos es la incompetencia y el segundo la desfachatez. Así de simple.

La incompetencia

Es increíble la enorme cantidad de nuevas “agencias de marketing” (con muchas comillas) que han surgido en los últimos años. Aquí cualquiera es un puto experto y sabe más que nadie del posicionamiento este de los cojones. Lo único que hay que hacer es poner unas palabras clave en la web (cuántas más veces mejor) y comprar un paquete de enlaces en una web china por 10 pavos. En unos meses verás como la web está la primera.

Claro, con esta forma de trabajar, cobrar más de 50 pavos al mes es un abuso. Lo malo, es que este tipo de estrategias (por llamarlas de alguna manera) provocan el efecto contrario y la inmensa mayoría de las páginas, por no decir todas, se hunden en un breve espacio de tiempo. De hecho, la mayoría de los clientes que me llegan lo hacen con una web penalizada o prácticamente invisible debido a prácticas de este estilo.

En este apartado de la incompetencia, también deberíamos meter a las grandes agencias estafadoras y especialistas en todo, que te hacen una mierda de web con un asistente de desarrollo propio y te venden un mega-super-paquete de SEO y mantenimiento por 500 pavos al mes, en el que entran conceptos tan rocambolescos como :

  • Web profesional con textos, títulos y galerías de fotos.
  • Presencia en páginas amarillas y en 100 directorios de empresas extras.
  • Web operativa 24 horas al día, 365 días al año.
  • etc., etc.

No es coña. Esto lo he visto yo no hace mucho.

Después de un tiempo, no demasiado lejano, todas las empresas se dan cuenta que le están tomando el pelo. Que su web no aparece en ningún sitio y que no han recibido ni un puto mensaje desde la web en los últimos 12 meses. Ahí es cuando buscan ayuda de un profesional real.

La desfachatez

El caso anterior de las grandes agencias estafadoras puede incluir dentro de este apartado perfectamente, pero quiero centrarme más en las agencias y profesional freelance, que aún haciendo bien su trabajo, cobran una cuotas sencillamente escandalosas a sus clientes; que por desconocimiento o por miedo a perder su visibilidad, pasan por el aro.

Hablamos de cuotas de 500 pavos al mes para posicionar a la página web oficial de la Oficina de Turismo de Cartagena en primera posición de Google para la palabra clave “turismo en cartagena” (película basada en un hecho real). Y la verdad es que la culpa no es de la agencia de marketing que hace este trabajo, ole sus cojones. La culpa es del responsable de la Oficina de Turismo que paga encantado 500 pavos al mes para que les hagan un trabajo que se podría hacer perfectamente por 100.

¿Cuánto cuesta posicionar una web en Google?

Las tarifas para posicionar una páginas en Google, en un tiempo razonable, y con resultados más que aceptables, no debe bajar de los 200 pavos al mes, pero tampoco debería pasar de los 600.

Hablo de 200 pavos para páginas de negocios locales, que trabajan ofreciendo una serie de servicios dentro de su localidad y cuya competencia es media-baja. A nadie se le escapa que no es lo mismo trabajar en la web de una empresa local que vende platos rayadores para limones en Cuenca que en la web de un pequeño hotel en el centro de la Costa del Sol que se quiere posicionar por “alojamiento en malaga”.

En el primer caso cobrar más de 150 o 200 pavos al mes es un robo a mano armada, porque en el plazo máximo de 6 meses esa web debería estar la primera para todas las palabras clave interesante para su nicho de mercado. En el segundo caso, yo directamente no cojo el proyecto. Sería un engaño. Una pérdida de tiempo y dinero. Evidentemente hay decenas de agencias que estarán locas por coger al cliente, sacarle 1000 euros al mes “porque este es un proyecto muy complejo, ¿eh?“, y dejarlo dentro de un año en la novena página de Google y arruinado. A mí no me busques.

Por otro lado, trabaja en el SEO de la una tienda online a nivel nacional es otro cantar. La atención que requiere casi diaria, las horas de análisis y control, el número y la calidad de enlaces entrantes que hay que adquirir para levantar estos negocios es mucho mayor que en los casos de páginas locales.

Yo en estos casos siempre pido “ayuda” por parte de la propia empresa para la redacción de textos de productos, alta de nuevos productos y categorías, artículos para el blog, etc. Mi trabajo es de asesoramiento y control: trabajo mensual en linkbuilding, auditorías de control, asesoramiento sobre nuevos contenidos, control de las KPIs y realización de informes detallados, etc. Sinceramente, cobrar más de 600 euros al mes sería una estafa.

Cierto es que ocasionalmente puede surgir una oportunidad fuera de presupuesto: lanzar una nota de prensa internacional, comprar un post en portada de un medio de comunicación potente a nivel nacional o contratar a un influencer para la difusión de un nuevo producto… pero esto siempre se puede hablar con el cliente que estará encantado de realizar un esfuerzo extra de inversión en una acción de marketing determinada y puntual. Pero ahí, a cobrar 1500 pavos al mes, va un trecho.

Etiquetas :

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.